viernes, 14 de febrero de 2014

MADELEINES DE FRESA Y NUECES DE MACADAMIA y de vainilla

¡Feliz San Valentín!
Hoy no podía pasar sin hacer una entrada en el blog, aunque llevo varios días sin publicar. No tengo perdón, y eso que que este año me puse el objetivo de publicar todos los viernes. He de disculparme porque últimamente estaba algo decaída y no me apetecía seguir con el blog. Hay que salir adelante y aunque sea a ratitos intentaré poner alguna recetilla. 

Hoy vengo con las típicas pastas de té francesas con una base de bizcocho genovés. 

Ingredientes:
  • 125 g. de mantequilla
  • 125 g. de harina blanca de fuerza
  • 1 cucharada rasa de harina de maíz
  • 4 huevos
  • 125 g. de azúcar blanquilla
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  •  50 g. de fresas deshidratadas
  • 100 g. de nueces de Macadamia
Procedimiento:

Lo primero precalentamos el horno a 190ºC. 
Derretimos la mantequilla o bien en un cazo a fuego medio o en el microondas a máxima potencia 30 seg. y la dejamos enfriar. Tamizamos las harinas y reservamos. 

 - Método tradicional:

1.Ponemos los huevos, el azúcar y extracto de vainilla al baño maría a fuego lento sin dejar de batir la mezcla, hasta que quede espesa y adquiera un tono pálido y triplique su volumen. Retiramos en este punto el cuenco del fuego y seguimos batiendo durante uno o dos minutos, hasta que la mezcla empiece a enfriarse. Añadimos la harina tamizada, lo ideal es volver a tamizar la harina en este momento para que cuando caiga la harina forme una capa uniforme. Se integra con suavidad a la masa. Cuando esté todo bien mezclado, se vierte despacio la mantequilla derretida y enfriada para que se mezcle bien. 
2. Dividimos nuestra mezcla en dos partes iguales para así poder hacer de vainilla y por otro lado añadiremos las fresas y las nueces bien picaditas.
3. Acondicionamos nuestro molde, lo llenamos y horneamos durante 10-12 minutos. Tened cuidado con las de fresas porque posiblemente necesiten algo más de tiempo, comprobad con el palillo.
4. Lo dejamos en una rejilla sin desmoldar durante 5 minutos y después desmoldamos y dejamos enfriar por completo.

 - Método Thermomix:

1. Picamos las fresas y las nueces en velocidad progresiva 5-10 durante 10 seg.
2. Colocamos la mariposa en las cuchillas y añadimos al vaso los huevos, el azúcar y el extracto de vainilla. Batimos 6 min. / 37º/vel. 4. Cuando se acaba el tiempo programado, volvemos a batir 6 min. / vel. 4 sin temperatura. Añadimos la harina tamizada alrededor de la mariposa y mezclamos 4 seg. /vel. 3. Después ponemos a vel. 3 y por el bocal añadimos la mantequilla y en cuanto hayamos terminado de echarla paramos la máquina. 

A partir de aquí seguimos como el paso número 2 del método tradicional. 

Después puedes espolvorear azúcar glas por encima pero así quedan también estupendas.


Es una merienda ideal acompañadas de un café o de una infusión.


En casa nos encantan y en el desayuno están deliciosa, como véis, las de fresas se me quedaron más húmedas y eso que las dejé el doble de cocción que las de vainilla. Aunque mis fresas eran deshidratadas, les aportaron mucha humedad. Eso sí para mí son las mejores. 

Espero que os gusten y creo que para San Valentín es un dulce muy delicado y estupendo. 

Besos a todos. 


lunes, 27 de enero de 2014

Galletas de San Valentín-Corazones

Buenos días a todos.

Hoy no vengo con recetas, vengo con ideas. Aunque no lo creáis, me adelanto a San Valentín, increíble, aunque no cumplo la parte de todos los viernes publicar, ains, al final la semana pasada no publiqué y publico hoy lunes. El viernes, intentaré publicar de nuevo.

Como os he dicho, hoy vengo con ideas puesto que estas galletas las podéis hacer con vuestra receta de galletas preferidas, usando unos cuantos colorantes alimentarios y algunos cortadores.

En mi caso, no tengo cortadores con forma de corazón, únicamente unos pequeños que vienen en un kit de Ikea. Será porque no soy muy romántica y nunca me he encontrado con la necesidad de tener uno. Ahora os explico como lograr un corazón perfecto sin este tipo de cortadores.
Una vez tenemos nuestra masa coloreada (o sin colorear), estiramos y utilizamos un cortador en forma de huevo, así


Después usamos uno de flor


Al final quedaría un corte:

Ya tenemos nuestro corazón, importante que nuestra masa esté fria puesto que sino corremos el riesgo que se nos deforme en el horno o que se nos rompa cuando lo pasemos a nuestra bandeja de horneado.


Las he hecho muy finas porque la composición final de la idea quedarían así


Esta es una composición que podéis hacer para San Valentín, rellenas de mermelada, o de chocolate, o de glasa real o de lo que más os guste. Con los restos, hice minigalletas de colores, toda un desayuno para ofrecer a tu pareja ese día tan romántico por antonomasia.

Espero os guste y mandadme vuestros resultados a mi facebook, o como os venga mejor, me encantará ver vuestras creaciones.

viernes, 17 de enero de 2014

COSTILLAS AL CURRY

Bueno, segundo viernes con entrada, por ahora lo voy cumpliendo.

Toca una receta salada que hace muchísimo tiempo que no pongo nada salado, todo dulce y hay que adelgazar un poco, a ver si lo conseguimos. 
Esta receta, es supersencilla de hacer y si os gusta el curry, seguro que os encanta. Nosotros en casa la hacemos bastante, tanto con costillas de cerdo, como de ternera y tanto unas como otras están muy buenas. 

No me enrollo.

Ingredientes (4 personas)
  • 2 cucharaditas de curry
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 30 g. de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 - 11/2 de costillas de cerdo o de ternera
  • Sal
Procedimiento:
  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. En un bol, mezclamos el curry, el pimentón y el aceite de oliva.
  3. Salamos el costillar y con una brocha de cocina, los pintamos y los ponemos en una bandeja de horno.
  4. Los metemos en el horno y a la media hora, volvemos a pintar los costillares y los damos la vuelta. 
  5. El tiempo total que estará en el horno será de entre 50-60 minutos.
Listos para servir, mirad que pinta:



Y ya en el plato, listas para comer:



Estas costillas en cuestión son de cerdo.

Quiero daros las gracias a todos los que me seguís o me leéis para mí es todo un honor que estéis ahí. Muchos besos. 

viernes, 10 de enero de 2014

GALLETAS DEL BARCELONA Y NUEVO PRODUCTO DE GLASA

Buenos días a todos.

Tengo un ratito para hacer mi entrada de los viernes en el blog. Como propósito de año nuevo, tengo el de meter una receta todos los viernes (espero cumplirlo). 
Ayer, fue el cumpleaños de un amigo de mi hijo, el cual es del Barça. La verdad es que es más que amigo, es como el hermano que no tiene, siempre están juntos y tienen una gran afinidad entre los dos. Por lo tanto, no me puede resistir a hacer estas galletas, os pongo una foto de como quedaron y después os explico.


Así quedaron, y os digo que ahora os explico porque quiero contaros que el año pasado tuve que portarme muy bien puesto que los Reyes Magos me trajeron dos grandes libros de cocina, uno de ellos lo había puesto en mi carta desde que salió publicado. Son estos dos


¿Y por qué os cuento todo esto? Pues porque no me pude resistir a probar una de las recetas del libro de Las Recetas de la Felicidad, pero con mis modificaciones puesto que mezclé las cantidades que pone en el libro con la receta que normalmente utilizo que son las del Rincón de Bea. La verdad es que el resultado me ha encantado y por lo tanto tenía que poner la receta. También he de deciros que he utilizado la Thermomix para hacerlas puesto que para mí es supercómodo. 

Ingredientes:


  • 400 g. de harina de repostería
  • 100 g. de azúcar glas.
  • 50 g. de azúcar normal.
  • 200 g. de mantequilla, fría y cortada en cuadraditos (estos es lo que más me gustó).
  • 1 huevo mediano
  • 1 chorrito de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
Procedimiento: 


Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix y programamos a 20 seg. / vel. 6. 
Después formamos una bola con la masa y la partimos en tres partes, las estiramos entre dos papeles de horno con un grosor de entre 3 y 5 mm. y metemos las láminas al frigorífico a reposar durante 1 hora mínimo. Yo las dejé reposar durante un día entero de este modo la masa se asienta y es más fácil cortar y además cuando metas las galletas en el horno no se deformarán. 
Precalentamos el horno a 170ºC, cortamos las galletas y horneamos durante 10 minutos o hasta que veáis que los bordes están tostados. No lo dejéis más aunque parezcan que están muy blancas puesto que sino se os pondrán duras enseguida. Una vez horneadas dejamos sobre la bandeja 5 minutos y después las pasamos a una rejilla para que se enfríen completamente antes de decorar, aprox. 1 hora.

Pues bien, las galletas ya están. Ahora nos queda hacer la glasa. 
Llevo un tiempo intentando encontrar una albúmina que me deje la glasa más o menos con el mismo brillo y textura que si utilizo una glasa hecha con clara de huevo. Pues bien, estando en Decake, la dependienta me aconsejó este producto de Funcakes donde tú sólo añades el agua según las explicaciones y si quieres como ello algún extracto (extracto de vainilla), lo mezclas y tienes tu glasa real preparada al punto de pasta de dientes sin más.


Yo como soy una "catacaldos" como diría mi madre, pues lo compré, claro está teniendo la alternativa clásica por si no me salía bien puesto que eran unas galletas para regalo. Como no, también utilicé la Thermomix. La receta es: 


  • 500g de producto tamizado.
  • 60 ml de agua.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla. 
Ponemos la mariposa en la Thermomix y añadimos los ingredientes  y programamos durante 10 min. / vel. cuchara. 

Mi sorpresa fue que cuando abrí la Thermomix tenía una glasa con el punto justo de delineado y con una textura super-fina. Tanto que si hay algo que odio cuando trabajo con la glasa es que las boquillas se me atasquen, pues bien, ¡¡¡no se me atascaron ni una vez!!!. Maravillada estoy. Hasta aquí todo bien, sólo me quedaba que se secara y quedaran con brillo y no opacas como me ha pasado las últimas veces con la albúmina. 
Y sí, a la mañana siguiente, cuando me levanté vi que tenían una textura estupenda y un brillo genial. 

Para mí sólo tengo alagos para este producto puesto que tiene la estabilidad de una albúmina, evitándote los posibles contagios de Salmonella por las claras de huevo y encima no te tienes que preocupar ni del azúcar glas, ni del cremor tártaro ni nada de nada. 
Así me encontré las galletas a la mañana siguiente.



Las camisetas



 Y los balones. 

Bueno, después de todo el rollo que os he soltado, y si todavía seguía ahí,  me despido y os deseo un buen fin de semana. Besos.

martes, 7 de enero de 2014

CUPCAKES DE CANELA Y MANZANA

Hola a todos.

Feliz año nuevo.

Perdonad mi retraso pero es que siempre que tengo vacaciones, no sé como me las apaño que tengo menos tiempo que cuando estoy trabajando. Hoy os voy a poner una receta que no sé de donde la saqué inicialmente pero que en casa nos encanta y además es éxito asegurado. Siempre salen bien, aunque siempre suelo hacerlos para Navidad, si te gusta la canela y la manzana, puedes comerlos en cualquier época del año. 

No me enrollo:

Ingredientes:
Para los cupcakes:
-          115 g. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
-          220g de azúcar blanco
-          2 huevos M
-          270 g de harina de repostería
-          1 cucharadita y media de levadura química (tipo Royal)
-          150 ml de leche semi hervida con 2 palos de canela
-          2 cucharaditas de canela molida
-          Mermelada de manzana aromatizada con canela(opcional)

Para el buttercream:
-          250 g. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
-          500 g. de azúcar glass
-          3 cucharadas de leche aromatizada con canela

Hervimos la leche con dos palos de canela y la dejamos templar.
Precalentamos el horno a 180º.
Preparamos la bandeja para cupcakes con 12 cápsulas grandes.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare.
Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se incorporen.
Tamizamos la harina con la levadura química y la canela.
Añadimos la mitad de la harina y batimos a velocidad más baja hasta que se incorpore.
A continuación, añadimos 60ml de leche y volvemos a batir.
Añadimos la otra mitad de la harina y batimos, y finalmente otros 60 ml de leche.
Repartimos la mezcla en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3.
Horneamos 22-25 minutos o hasta que un palillo salga limpio.
Dejamos enfriar en el molde 5 minutos y después pasamos los cupcakes a una rejilla, hasta que se enfríen por completo.
 Utilicé dos tipos de papel, los dos con motivos navideños, unas las rellené con manzana y las otras no. 
Rellenamos con la mermelada de manzana y decoramos con buttercream de canela

Para el buttercream de canela, sacamos 250g de mantequilla de la nevera una o dos horas antes de empezar a hacer el buttercream. Ponemos en un bol 500g de icing sugar, la mantequilla y 3 cucharadas de la leche aromatizada con canela que nos sobró de los cupcakes. Cubrimos el bol antes de empezar a batir, para evitar que la casa se llene de azúcar glas. Comenzamos batiendo a velocidad baja un minuto. Después batimos otros 4 minutos a velocidad media-alta. El buttercream cambiará de color y se volverá más pálido.

Y nuestros cupcakes quedarían: Así los rellenos con la mermelada.




Y así los que no llevaban. La boquilla que utilicé en ambos casos es la D2 de Wilton. Me encanta esta boquilla puesto que quedan los pliegues de la buttercream super-marcados. Las decoraciones las hice con fondant y un cortador de copo de nieve. 

Bueno, espero que este año los Reyes Magos os hayan traído muchas cosas y que esté lleno de cosas buenas para todos. 

Besos y espero os gusten. 

viernes, 20 de diciembre de 2013

MERMELADA DE MANZANAS REINETA Y CANELA CON STEVIA

Desde que tengo la Thermomix, he de decir que no compro ni una mermelada para mis desayunos del supermercado, me las hago yo. Hay algunas con las que experimentos sabores y no son dignas de poner en el blog porque no están como deberían estar pero bueno, lo importante es que son naturales y encima puedes añadir el edulcorante que tu quieras. Yo desde hace un tiempo me decanto por la Stevia puesto que es un  edulcorante natural sin calorías y ya meteremos suficientes en estas vacaciones de Navidad seguro.

Por otro lado, me decidí a hacer esta mermelada por dos cuestiones, desde hace unos años, los anuncios televisivos nos quieren meter en la cabeza que la Navidad huele a manzanas y a canela, yo que recuerde ni en mi infancia ni de mayor nunca ha olido a ello, pero quería probar para ver el aroma. Y por otro lado, la hice porque hice unos cupcakes de canela con mermelada de manzana que si me da tiempo esta tarde os pongo la receta. Realmente esta fue la más importante por la que hice esta mermelada y no porque alguien de marketing haya decidido que nuestras casas en Navidad tienen que oler a manzanas y canela.

Bueno después de toda esta parrafada, os digo que la receta me basé en una del blog Velocidad Cuchara, cuya receta se llama mermelada de manzana sin azúcares añadidos.

Ingredientes:

  • 120g. de agua
  • 2 ramitas de canela
  • 2 g. de agar-agar.
  • 500 g. de manzanas reinetas peladas y sin pepitas.
  • 10 g. de zumo de limón
  • Stevia al gusto.
Preparación:
  1. Lo primero que hacemos es añadir en la Thermomix el agua con las ramitas de canela y el agar-agar y programamos 4minutos/varoma/vel. 1. Después retiramos las ramitas.
  2. Agregamos el zumo de limón (cuidado con las pepitas puesto que pueden dar amargor) y las manzanas cortadas en trozos y programamos 15minutos/Varoma/vel. 1
  3. Una vez terminado, añadimos Stevia al gusto, yo añadí 3 cucharaditas porque me gusta que se note la acidez de las frutas pero si os gusta más dulce, pues añadís más. Lo mezclamos con la paleta y lo metemos en frascos.
Y ya tenemos nuestra mermelada 

Queda con una textura estupenda y superfina y con un regustillo a canela al final interesante. Aunque creo que si las manzanas hubieran sido rojas se notaría más la canela.


Os lo recomiendo para una merienda o un desayuno con una tostadita integral que ya habrá tiempo para engordar, jajaja. 


Y aquí os dejo por ahora, espero poder esta tarde poneros la receta de los cupcakes de canela. Besos. 

jueves, 12 de diciembre de 2013

Tronco de Navidad de Chocolate y Castañas.

Este año no quiero que me pille el toro como en Halloween y daros las recetas cuando ya se han pasado las fiestas. Por lo tanto, me adelanto con este tronco que hice el año pasado y a mí particularmente me gustó bastante. Hay que empezar a hacerlo con antelación puesto que lleva algunas complicaciones (pero pocas no os asustéis).

Con este tronco todavía no tenía la Thermomix por lo que fue artesanal total y no me enrollo más vamos con los ingredientes:

  1. Para el bizcocho
  • 150 g. de chocolate negro en trozos.
  • 5 huevos, con las yemas separadas de las claras
  • 150 g. de azúcar moreno y algo más para espolvorear.
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
     2. Para el puré de castañas
  • 510 g. de castañas (aprox. 36 castañas)
  • 240 g. de leche.
     3. Para el relleno de castañas
  • 200ml. de nata para montar
  • 4 cucharadas colmadas de puré de castañas dulce (ahora os explico)
     4. Para el glaseado de chocolate
  • 200 g. de chocolate negro en trozos
  • 75 g. de mantequilla cortada en trozos. 
Procedimiento:

Lo primero con lo que empezaremos es con el puré de castañas: 
  • Lo primero que hacemos es pelar las castañas, evidentemente. Con un cuchillo las hacemos una cruz en la parte plana de las castañas y  las vamos colocando en un cazo  mediano. Llenamos el cazo de agua fría hasta cubrirlas y las llevamos a ebullición y las dejamos cocer durante unos minutos. Después pelamos tanto la parte externa como todo lo que podamos de la interna para que queden lo más limpias posibles. 
  • En otro recipiente, mezclamos las castañas con la leche y dejamos cocer suavemente cubiertas con una tapadera hasta que podamos atravesar las castañas con una aguja de testar bizcochos (20-40 mimutos). Si es necesario, añadimos más leche para que se mantengan cubiertas. Dejamos enfriar, colamos reservando la leche y las trituramos en un robot de cocina cualquiera (que pena no haber tenido en ese momento la thermomix). Colamos para quitar todos los granillos que no hayan quedado bien triturados para conseguir una textura liso. Si el puré está demasiado espeso, añadirle un poco de la leche reservada. 
Con estas cantidades, sale alrededor de unos 250g. de puré de castañas, para hacerlo dulce, ponemos en un robot de cocina este puré y añadimos 80g de azúcar en polvo y 1 cucharada de ron añejo, procedemos a mezclarlo hasta que queda homogéneo. Lo guardamos en un bote hermético y ya lo tenemos listo para preparar nuestro relleno.
(Receta sacada de la Biblia de los Pasteles de Rose Levy Beranbaum).

Seguimos con el bizcocho:
  • Precalentamos el horno a 180ºC. 
  • Ponemos el chocolate en un bol al baño maría y calentar hasta que se derrita o bien lo derretimos en el microondas, como prefiráis y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  • En otro bol grande, batimos las yemas y el azúcar moreno hasta que tengamos una mezcla cremosa. Tamizamos e incorporamos el cacao en polvo. Añadimos poco a poco el chocolate que teníamos reservado con suavidad. 
  • Por separado, batimos las claras a punto de nieve y vamos incorporando a la otra mezcla cucharada a cucharada.
  • En una bandeja de horno forrada con papel de horno, extendemos dicha mezcla y horneamos durante 20 minutos. Mientras, en otra hoja de papel de horno, expolvoreamos un poco de azúcar moreno. Una vez horneado, dejamos templar en el molde durante 10 minutos y después desmoldamos sobre nuestro papel de horno preparado con el azúcar, cubrimos con con otra hoja de papel de horno y un paño de cocina húmedo y dejamos enfriar. 
Para el relleno: 
  • Montamos la nata. Agregamos el puré de castañas y batimos de nuevo para que la mezcla quede lo bastante espesa para extenderla.  
Ahora viene la hora de montar el tronco, no os desesperéis, tenéis que tener paciencia. Lo primero sería recortar los bordes feos que salen al hornear el tronco. Extendemos la crema de castañas hasta un centímetro del borde aprox. (de todos claro) y reserva un poco para luego rellenar los extremos. 
Enrollamos por uno de los extremos largos, ayudándonos con el papel de horno, lo ponemos en una bandeja de servir y ahora decoramos con el glaseado.

Para hacer el glaseado, derretimos el chocolate y la mantequilla juntos sin dejar de remover para que no se pegue. Dejamos enfriar para que espese y cuando esté algo espeso que se pueda untar con una espátula, pues lo hacemos. Y por último, ultimísimo, el relleno que teníamos guardado, lo ponemos en una manga pastelera y adornamos la espiral por cada extremo. 

Yo para darle un toque más navideño lo decoré con una Poinsetia de Navidad y unas hojas de acebo de fondant que en breve os enseñaré como se hace. Y listo vuestro tronco.
Besos y espero os guste.